PULSO ECONÓMICO

pulso economico marbella

PROTAGONISTA

Tecnología para la sostenibilidad y personalización, tendencias turísticas de 2024

En la nueva era post-covid, las expectativas y las prioridades de los clientes han cambiado y actualmente apuestan por experiencias completamente personalizadas, sostenibles y más vinculadas a lo local.

REDACCIÓN 

El año 2023 ha concluido como el de la recuperación del turismo tras el parón de la pandemia. Ahora, se retoman los retos que ya se atisbaban en el horizonte en 2019 y la tendencias que comenzaban a apuntarse entonces, se convierten en protagonistas de  2024. Tecnología, sostenibilidad, hiperpersonalización, salud y bienestar, serán los ejes fundamentales de la industria hotelera según el análisis de Les Roches, universidad líder en formación turística y hotelera. Para Carlos Díez de la Lastra, CEO de Les Roches: “2024 no solo será testigo de la evolución de la hospitalidad, sino que será una gran transformación de la forma en que el sector conecta con sus huéspedes y con el resto del mundo”.

Campus de Les Roches, universidad de formación turística y hotelera.

“El 75% de los viajeros se fija en empresas que ofrezcan opciones más sostenibles

En la nueva era post-Covid, las expectativas y las prioridades de los clientes han cambiado y actualmente apuestan por experiencias completamente personalizadas, sostenibles y más vinculadas a lo local. A su vez, estas nuevas demandas en la industria hotelera son impulsadas por la tecnología, que se define como eje principal. Desde la automatización de los servicios mediante chatbots e Inteligencia Artificial hasta hoteles que utilizan herramientas Business Management Systems (BMS) para hacer una gestión eficiente de sus recursos, pasando por robots que darán fluidez a tareas manuales como la limpieza o el transporte de equipaje. En este sentido, Díez de la Lastra asegura que «la tecnología es, en definitiva, la única vía de sobrevivir y destacar en el sector turístico». 

 

La sostenibilidad también será uno de los retos claves para el desarrollo del sector. En el último informe de Booking.com los viajeros ya reflejaban su preocupación por hacer del mundo un lugar más verde: el 79% aseguró que quiere viajar de forma más sostenible en los próximos 12 meses, y el 75% se fija en empresas que ofrezcan opciones más sostenibles. El turista actual es mucho más consciente del impacto medioambiental que han venido generando las actividades relacionadas con el turismo en los últimos años. Pero la sostenibilidad no pasa únicamente por hacer un uso óptimo de los recursos medioambientales, sino también por tener en cuenta los aspectos económicos y socioculturales que envuelven al entorno. Aquí entran en juego, por ejemplo, el respeto a la comunidad anfitriona o la creación de actividades que contribuyan al beneficio de todos los agentes del turismo y a la reducción de la pobreza a través del fomento del empleo local o la compra de productos de proximidad. 

Hiperpersonalización

 

Una tendencia que se suma a la hiperpersonalización de la oferta, demandada ya por más del 70 por ciento de los clientes. Algo que se obtiene gracias al uso de herramientas digitales en las que la inteligencia artificial vuelve a ser un aliado para la industria, ofreciendo experiencias adaptadas a los hábitos y gustos del cliente y anticipándose de forma proactiva a sus necesidades.

 

La tendencia hacia un enfoque holístico se consolida y los viajeros buscan experiencias locales auténticas, con una marcada preferencia por actividades relacionadas con el bienestar, el turismo activo, la inmersión en la naturaleza y la gastronomía. En esta búsqueda de nuevas vivencias empiezan a ganar terreno otros tipos de turismo más vinculados a la salud, como el deportivo, que en España encuentra su culmen en el golf, siendo nuestro país y, más concretamente, la Costa del Sol, referentes en todo el mundo en campos destinados a esta actividad.

 

Pero además, estos viajes experienciales deben garantizarse desde el mismo momento de la reserva: de acuerdo con un estudio realizado por Forbes, los turistas menores de 34 años tienen un 130% más de posibilidades de reservar en un hotel si a través de su página web pueden realizar un tour virtual. Y es que este tipo de visitas virtuales adaptadas a las nuevas demandas y previas a la realización del viaje generan en el viajero una confianza en el establecimiento de destino, y un aumento del tiempo de la estancia.