PULSO ECONÓMICO

pulso economico marbella

PROTAGONISTA

El Pimpi llega a Marbella de la mano de Puente Romano

Esta expansión de El Pimpi es la primera que realiza en su longeva y exitosa trayectoria, desde su apertura en 1971.

REDACCIÓN

Bodega El Pimpi, todo un icono de la cultura y la gastronomía malagueña con más de 50 años de existencia, inaugurará esta primavera una nueva sede en el galardonado Puente Romano Beach Resort, situado en Marbella.

Esta expansión de El Pimpi, la primera que realiza en su longeva y exitosa trayectoria, supone un hito emocionante e histórico. El establecimiento ha mantenido intacta su esencia desde que abriera por primera vez sus puertas en 1971, de la mano de los cordobeses Pepe Cobos y Paco Campos, hasta hoy, que es considerado una auténtica institución en la ciudad, un lugar de peregrinaje obligado para todos aquellos que buscan sabores auténticos. 

 

La unión del Pimpi y Puente Romano pone en valor la tradición cultural y gastronómica de Andalucía.

Actualmente en manos de la familia Cobos junto al actor Antonio Banderas y Pablo Gonzalo, muchas son las razones que hay detrás de esta colaboración. Por un lado, surge del amor mutuo e incondicional de El Pimpi y Puente Romano por Andalucía: por sus tradiciones, por sus maravillosas personas y por todo aquello que suma a que esta región sea un lugar único y con mucho, mucho arte en el mundo. Por otro, del deseo también común de celebrar y promover la extraordinaria riqueza de esta tierra (sus productos, sus recetas, sus vinos, su música…), de darla a conocer al mayor número de personas posible. Y, por último, y no por ello menos importante, por el compromiso de ambos con la excelencia, las cosas bien hechas y con los proyectos con alma propia.

La llegada de El Pimpi a Puente Romano reforzará, aún más, la propuesta culinaria del resort –que ya cuenta con restaurantes de prestigio mundial como Nobu, COYA, Cipriani, o GAIA, ofreciendo a sus huéspedes una experiencia genuinamente local e inolvidable.

Se espera que esta aventura culinaria atraiga tanto a huéspedes y residentes de la provincia como a visitantes internacionales, creando así un nuevo destino gastronómico en la Costa del Sol.